55 De noche reflexiono sobre quién eres, Señor
;
por lo tanto, obedezco tus enseñanzas.