6 Entonces no tendré vergüenza
cuando compare mi vida con tus mandatos.