64 Oh Señor
, tu amor inagotable llena la tierra;
enséñame tus decretos.