87 Casi acaban conmigo,
pero me negué a abandonar tus mandamientos.