1 Salmo 123
Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén.
Levanto mis ojos a ti,
oh Dios, entronizado en el cielo.