5 Pero yo confío en tu amor inagotable;
me alegraré porque me has rescatado.