21 Dios entregó las tierras de estos reyes como herencia:
Su fiel amor perdura para siempre.