8 El Señor
llevará a cabo los planes que tiene para mi vida,
pues tu fiel amor, oh Señor
, permanece para siempre.
No me abandones, porque tú me creaste.