8 El Señor
abre los ojos de los ciegos.
El Señor
levanta a los agobiados.
El Señor
ama a los justos.