28 Enciendes una lámpara para mí.
El Señor
, mi Dios, ilumina mi oscuridad.