32 Dios me arma de fuerza
y hace perfecto mi camino.