3 Tú eres mi roca y mi fortaleza;
por el honor de tu nombre, sácame de este peligro.