11 No permitas que los orgullosos me pisoteen
ni que los malvados me intimiden.