1 Salmo 37
Salmo de David.
No te inquietes a causa de los malvados
ni tengas envidia de los que hacen lo malo.