26 Los justos siempre prestan con generosidad
y sus hijos son una bendición.