31 Han hecho suya la ley de Dios,
por eso, nunca resbalarán de su camino.