33 Pero el Señor
no permitirá que los perversos tengan éxito
ni que los justos sean condenados cuando los lleven a juicio.