4 No pequen al dejar que el enojo los controle;
reflexionen durante la noche y quédense en silencio.
Interludio