8 Guíame por el camino correcto, oh Señor
,
o mis enemigos me conquistarán;
allana tu camino para que yo lo siga.