6 Pero tú deseas honradez desde el vientre
y aun allí me enseñas sabiduría.