2 Ten compasión de mí, Señor
, porque soy débil;
sáname, Señor
, porque mis huesos agonizan.