3 Mi corazón está angustiado;
¿cuánto falta, oh Señor
, para que me restaures?