12 Con el auxilio de Dios haremos cosas poderosas,
pues él pisoteará a nuestros enemigos.