7 Así es, Dios nos bendecirá,
y gente de todo el mundo le temerá.