9 Enviaste lluvia en abundancia, oh Dios,
para refrescar la tierra agotada.