25 Que su casa quede desolada
y sus carpas, desiertas.