5 Oh Señor, solo tú eres mi esperanza;
en ti he confiado, oh Señor
, desde mi niñez.