3 Camina por las espantosas ruinas de la ciudad;
mira cómo el enemigo ha destruido tu santuario.