10 Pues Dios dice: «Quebraré la fuerza de los malvados,
pero aumentaré el poder de los justos».