7 Dios es el único que juzga;
él decide quién se levantará y quién caerá.