48 Dejó su ganado a merced del granizo,
sus animales, abandonados a los rayos.