1 Salmo 83
Un cántico. Salmo de Asaf.
¡Oh Dios, no guardes silencio!
No cierres tus oídos;
no te quedes callado, oh Dios.