9 Si haces al Señor
tu refugio
y al Altísimo tu resguardo,