1 Salmo 93
¡El Señor
es rey! Se viste de majestad.
Ciertamente el Señor
se viste de majestad y está armado con fuerza.
El mundo permanece firme
y no puede ser sacudido.