9 Exalten al Señor
nuestro Dios
y adoren en su monte santo, en Jerusalén,
¡porque el Señor
nuestro Dios es santo!