10 Entonces el jinete que estaba entre los arrayanes me explicó: «Son los que el Señor
ha enviado a recorrer la tierra».