9 Pues en aquel día comenzaré a destruir a todas las naciones que ataquen a Jerusalén.