7 Las ovejas se dispersan
»Despierta, oh espada, contra mi pastor,
el hombre quien es mi compañero
—dice el Señor
de los Ejércitos Celestiales—.
Mata al pastor,
y las ovejas se dispersarán
y me volveré contra los corderos.