17 Toda nación que se niegue a ir a Jerusalén para adorar al Rey, el Señor
de los Ejércitos Celestiales, no recibirá lluvia.