10 Ni murmuren contra Dios, como lo hicieron algunos y sucumbieron a manos del ángel destructor.