24 Que nadie busque sus propios intereses sino los del prójimo.