4 Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubiertaa deshonra al que es su cabeza.