4 Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu.