30 Si alguien que está sentado recibe una revelación, el que esté hablando ceda la palabra.