33 porque Dios no es un Dios de desorden sino de paz.Como es costumbre en las congregaciones de los creyentes,