46 No vino primero lo espiritual sino lo natural, y después lo espiritual.