51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados,