57 ¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!