16 «¿quién ha conocido la mente del Señorpara que pueda instruirlo?»aNosotros, por nuestra parte, tenemos la mente de Cristo.