2 Ahora bien, a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza.